Once valores clave

La UEFA trabaja de acuerdo a once valores fundamentales (precisamente el mismo número de jugadores de un equipo).

El presidente de la UEFA, Michel Platini, presentó los once valores clave en su discurso ante representantes de las federaciones nacionales de la UEFA, delegados de la familia del fútbol mundial y los invitados del XXXIII Congreso Ordinario de la UEFA en Copenhague, Dinamarca, en marzo de 2009.

Cada uno de estos once valores debería valer como base para las actividades y el diálogo de este organismo en nombre del fútbol europeo, con el mundo político, económico, social y deportivo.

Entre ellos se encuentra el énfasis en que el fútbol, y la necesidad de defender sus intereses, debe ser siempre el primer y más importante elemento que la UEFA tenga en consideración en su trabajo. La UEFA debería mostrar liderazgo, pero siempre operar en consenso con todos los estamentos del fútbol.

Hay un compromiso con el buen gobierno, en el que la franqueza, la democracia, la transparencia y la responsabilidad son elementos clave, y la UEFA defiende con firmeza la autonomía de las estructuras del deporte. La promoción del fútbol base, el fortalecimiento de la solidaridad dentro del fútbol y la preservación de la identidad y el alma esenciales del fútbol a todos los niveles son también aspectos importantes en el trabajo del máximo órgano de gobierno del fútbol europeo.

Dentro de estos once valores, la UEFA se compromete a proteger a los más jóvenes, y en especial a los menores de edad, como parte de su responsabilidad social con respecto a los riesgos que implican los traspasos internacionales de jugadores jóvenes menores de 18 años. También se compromete a proteger la integridad del deporte frente a fenómenos negativos como las apuestas ilegales, la corrupción y el amaño de partidos, y la propia marcha de las competiciones de la UEFA, para así preservar el verdadero espíritu de este deporte.

La UEFA confía en que sus medidas del juego limpio financiero aporten estabilidad a los clubes de fútbol, y que terminen con la indisciplina financiera y los excesos que han dañado el fútbol y han puesto en peligro la existencia de muchos clubes; y entre sus valores se encuentra el compromiso para proteger a la competición deportiva y a los clubes.

El equilibrio entre el fútbol de selecciones y el de clubes debería mantenerse como parte de los valores de la UEFA, ya que ambos son vistos como aspectos cruciales y complementarios del fútbol. Además, un ambiente de respeto debería prevalecer siempre en el mundo del fútbol: respeto por el juego, por la integridad, la diversidad, la dignidad, la salud de los jugadores, las normas, los árbitros, los rivales y los aficionados. Además, la UEFA tiene una tolerancia cero ante el racismo, la violencia y el dopaje.

Finalmente, entre otros valores clave, la UEFA se compromete a defender la especificidad del deporte, y el modelo deportivo europeo basado en ascensos y descensos, el principio de solidaridad, las competiciones abiertas y las oportunidades para todos. 

  • 1

    El futbol, lo primero

    En todo lo que hacemos, el fútbol debe ser el primero y más importante elemento a tener en consideración. El fútbol es un deporte antes que un producto, un deporte antes que un mercado, un espectáculo antes que un negocio.

  • 2

    Estructura en pirámide y la subsidiariedad

    A nivel internacional y europeo, la autonomía del deporte está reflejada por la estructura piramidal del fútbol. FIFA, UEFA y las federaciones nacionales trabajan de la mano con un total respeto al principio de subsidiariedad. Esto nos permite defender los intereses del fútbol de la mejor manera posible.

  • 3

    Unidad y liderazgo

    La UEFA funciona a través de dictados. Continuaremos mostrando un fuerte liderazgo, pero siempre con un espíritu de consenso. Además de las federaciones nacionales, implicaremos a todos los interesados (ligas, clubes y jugadores) en el proceso de toma de decisiones en el fútbol europeo, en particular a través del Consejo Estratégico del Fútbol Profesional, por lo que el Comité Ejecutivo puede tomar las decisiones correctas. También vamos a tratar de estrechar las relaciones con los aficionados al fútbol, sin los que no habría deporte profesional.

  • 4

    Buen gobierno y autonomía

    La UEFA y sus federaciones se han comprometido al buen gobierno, que significa apertura, democracia, transparencia y responsabilidad. En este espíritu, la UEFA defiende la autonomía de la estructura deportiva de modo que los órganos de fútbol, con las federaciones a la cabeza, son los encargados de adoptar decisiones en los asuntos relativos al fútbol, sin injerencias indebidas de los gobiernos.

  • 5

    El fútbol base y la solidaridad

    El fútbol está basado en su base, jugado por hombres y mujeres, niños y niñas. El alto nivel profesional es sólo la punta del iceberg. La UEFA continuará con ambos proyectos para proteger el futuro del fútbol y para entregar los beneficios que nuestro deporte aporta al conjunto de la sociedad. Por ello la fortaleza del fútbol reside en su fútbol base que preserve la identidad local, regional, nacional de nuestro deporte, siempre en conformidad con la ley.

  • 6

    Protección de los jóvenes y educación

    Como máximo organismo de gobierno del fútbol europeo, la UEFA tiene responsabilidad tanto deportiva como moral. Los traspasos internacionales de menores conllevan muchos riesgos. No podemos olvidar que los jugadores menores de 18 años son chicos o adolescentes. Queremos proteger el futuro de los chicos en el fútbol, y detener sus traspasos a otros países cuando son demasiado jóvenes.

  • 7

    Integridad deportiva y apuestas

    Apostar es una forma de obtener ingresos, pero también un riesgo para el fútbol, especialmente para la integridad de las competiciones. Es cierto que el fútbol obtiene su parte justa de beneficios de las apuestas. Sin embargo, nuestra atención debe centrarse en continuar con el total compromiso de proteger la integridad del deporte y la correcta marcha de las competiciones, para preservar el verdadero espíritu del juego.

  • 8

    Juego limpio financiero y regularidad de las competiciones

    La UEFA Apoya el juego limpio tanto dentro como fuera del terreno de juego. El juego limpio financiero significa que los clubes operen con transparencia y responsabilidad, para proteger las competiciones deportivas y a los propios clubes. Esto busca que éstos no entren en una espiral de deudas para competir con sus rivales, y se preocupen de sí mismos y de los recursos que puedan generar.

  • 9

    Selecciones nacionales y clubes

    Las selecciones nacionales y los clubes de fútbol son elementos vitales y complementarios del mundo del fútbol. La UEFA mantendrá su compromiso de asegurar que este balance se mantenga o incluso se fortalezca, ya que el desarrollo del fútbol nacional, europeo e internacional depende de ello.

  • 10

    Respeto

    El respeto es un principio clave del fútbol. El respeto por el juego, la integridad, la diversidad, la dignidad, la salud de los jugadores, las normas, los árbitros, los rivales y los aficionados. Nuestro mensaje es claro: tolerancia cero ante racismo, violencia y dopaje. El fútbol une a la gente y trasciende las diferencias. El color de la piel es invisible bajo la camiseta, y para la UEFA esto siempre será así. El racismo y cualquier otra forma de discriminación nunca serán tolerados. La UEFA no tolerará la violencia ni en el terreno de juego ni en las gradas. El fútbol debe ser un ejemplo.

  • 11

    Modelo europeo del deporte y especificidad del deporte

    La UEFA es un organismo europeo, que mantiene un total compromiso con el modelo europeo del deporte, que se caracteriza por los ascensos y descensos, el principio de solidaridad, así como competiciones abiertas y oportunidades para todos. Esto es de lo que trata el deporte, y en especial el fútbol. Tenemos que proteger este modelo porque el deporte no es simplemente un negocio como cualquier otro y no podemos permitir que sea tratado como tal. Continuaremos defendiendo la especificidad del deporte, y estamos convencidos de que nuestros argumentos prevalecerán por el bien del fútbol.