"No tengamos miedo" - Aleksander Čeferin

Hablando en el 41º Congreso Ordinario de la UEFA en Helsinki, el Presidente de la UEFA Aleksander Čeferin subrayó el poder del fútbol para unir y entusiasmar, y declaró que la UEFA mostrará valor, convicción y pasión a la hora de hacer evolucionar el juego y defender sus valores esenciales en un entorno cambiante.

Aleksander Čeferin en 41º Congreso Ordinario de la UEFA de Helsinki
Aleksander Čeferin en 41º Congreso Ordinario de la UEFA de Helsinki ©UEFA.com

"No tengamos miedo". Ese fue el mensaje enviado por el Presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin, para liderar la UEFA y el fútbol europeo hacia un futuro más brillante y optimista.

En su discurso en el 41º Congreso de la UEFA de Helsinki de este miércoles, Čeferin declaró que él y la UEFA deben mostrar valentía y un compromiso total a la hora de adaptarse al entorno siempre en evolución del fútbol y llevar a cabo la misión de la UEFA de nutrir a este deporte en el continente.

"Esta es nuestra responsabilidad como líderes. Tengamos fe en nuestras convicciones, valores y pasiones", declaró ante los representantes de las 55 federaciones miembro de la UEFA e ilustres invitados.

"El fútbol es precioso. Tenemos que protegerlo juntos. Tenemos que luchar por lo que creemos justo".

El presidente de la UEFA hizo énfasis en que la organización no tiene que mostrar temor a los cambios o las reformas, respetando las decisiones del pasado y las tradiciones.

"Como en el terreno de juego, nuestra fórmula para el éxito tiene que ser la eficacia, la sencillez y un toque de creatividad. Sin promesas vacías, sin palabras vacías, sin escándalos. Sencillamente actuemos. Con humildad, respeto y profesionalidad".

Čeferin declaró que el momento es el adecuado para dar forma al futuro del fútbol europeo. "Juntos, desarrollaremos una visión estratégica para el fútbol europeo. Iniciaremos las conversaciones muy pronto, para juntos poder empezar a diseñar el fútbol del mañana. Son sus ideas, proyectos, esperanzas y aspiraciones, y las de sus clubes, jugadores y aficionados las que estarán en el centro de esta visión".

"No es una cuestión de mirar al fútbol tal y cómo es hoy y preguntarse '¿por qué?', sino de soñar sobre cómo podría ser y preguntarnos '¿por qué no?'".

Las reformas para el buen gobierno de la UEFA son un punto de partida en el proceso, “revisar los cimientos” como ha declarado el Presidente de la UEFA.

"Somos conscientes de que estas medidas no están dentro de las principales preocupaciones de los aficionados al fútbol. Pero estos cambios son esenciales si queremos reconstruir nuestra imagen, restaurar nuestra credibilidad y fortalecer nuestra legitimidad", afirmó.

Pasando a las relaciones de la UEFA con sus varias de las partes implicadas en el mundo del fútbol, Čeferin comentó a las ligas europeas, clubes y jugadores que nunca deben considerarse enemigos. "Son socios que tenemos que respetar", comentó.

Sobre la posibilidad de una liga europea cerrada: "Sencillamente porque no encaja con nuestros valores ni con nuestros ideales. Es muy sencillo, el dinero no gobierna", declaró Čeferin pidiendo diálogo constante con los clubes y ligas europeas para encontrar soluciones comunes a los problemas compartidos.

El Presidente de la UEFA comentó que el continuo desarrollo de las medidas de juego limpio financiero serán un elemento clave de la misión de la UEFA a la hora de equilibrar las finanzas de los clubes europeos de fútbol. "El juego limpio financiero ha sido notablemente eficaz a la hora de reducir las deudas de los clubes de forma considerable", explicó, añadiendo que se deberían ver simplemente como medidas de austeridad.

"Tiene que ser un mecanismo de apoyo para que se dé una mayor justicia y una mayor estabilidad, pero también una mayor inversión". Están planificadas nuevas medidas, comentó, que seguirán en esa senda mientras que al mismo tiempo se ayudará a revitalizar la economía del fútbol europeo.

Además del juego limpio financiero, el presidente Čeferin subrayó que la UEFA seguirá en la vanguardia del movimiento para combatir "todos los males que amenazan nuestro deporte: la violencia, el dopaje, la corrupción, el amaño de partidos, además de los problemas éticos y disciplinarios". La UEFA había reforzado sus estructuras en consecuencia con una nueva división denominada 'Protecting the Game' dentro de su administración en Nyon.

Se centraría especialmente en lo que el Presidente de la UEFA calificó de "juego limpio social: todo lo que podemos hacer para lograr un fútbol más justo y más ético". Esto incluye, entre otras cosas, la protección de los niños y la incorporación del respeto a los derechos humanos y el derecho de los trabajadores en los requisitos de licitación para las competiciones de la UEFA.

"Ser una organización de juego limpio social también significa ser una organización que no tolera el racismo, el sexismo, la homofobia o la discriminación contra las personas con discapacidad".

El presidente Čeferin pidió ejemplos sobre este tema. "No podemos defender la diversidad, la igualdad de género y la inclusión social por medio de anuncios televisivos y las buenas intenciones si toleramos palabras y comportamientos de otra época".

Además de anunciar que la UEFA asignará un pago de solidaridad adicional de un millón de euros a cada federación miembro para el ciclo actual, como resultado de los excelentes logros financieros en competiciones de selecciones nacionales como la UEFA EURO 2016, el presidente Čeferin dijo que tal financiación continuaría en el futuro.

"La UEFA no está aquí para acumular riqueza. Las federaciones luchan por desarrollar el fútbol en los confines más lejanos de sus territorios. En una sociedad cada vez más individualista, la solidaridad es un valor que se debe grabar en el ADN de la UEFA".

El presidente Čeferin subrayó que el fútbol debe seguir siendo un juego de la gente, y que la UEFA, entre otros, se asegurará de que el coste de las entradas en sus competiciones se mantenga bajo control.

"Defenderemos los valores del fútbol contra todos los cínicos, aguafiestas y moralistas, y contra todos los que están amargados, decepcionados, desilusionados o disgustados", matizó.

El Presidente de la UEFA dijo que el fútbol debe unirse en lugar de dividirse. "Que el fútbol ofrezca a la gente una razón para soñar. Los futbolistas son artistas. Ellos iluminan las habitaciones oscuras en muchos hogares alrededor del mundo. Ellos inspiran. Ellos deleitan. Ellos trascienden".

"Simplemente despiertan emociones puras e intensas en nosotros, en un mundo turbado, en un mundo complejo y paradójico, un mundo más regulado y sano que nunca, y al mismo tiempo siempre más inclinado hacia el populismo y el miedo".

"Con decenas de millones de jugadores registrados y cientos de millones de aficionados, representamos el mayor movimiento social de Europa. En un mundo incierto, en las sociedades acosadas por la duda, tenemos responsabilidades".

"Lo diré de nuevo: no tengamos miedo. Juntos debemos respetar y defender a los que dan vida al fútbol todos los días, en todas partes: los aficionados, los voluntarios y la generación más joven. Nunca olvidemos que es por ellos que debemos seguir nuestros proyectos para el futuro".