Resumen general

De acuerdo con el artículo 32 de los Estatutos de la UEFA, la UEFA tiene dos órganos disciplinarios: el Comité de Control, Ética y Disciplina y el Comité de Apelación. Los inspectores disciplinarios de la UEFA representan a la UEFA en los procedimientos antes de que pasen a los órganos disciplinarios. Estas autoridades son independientes dentro de la organización y sus miembros responden a las normas y reglamentos de la UEFA.

Reunión disciplinaria en el cuartel general de la UEFA
Reunión disciplinaria en el cuartel general de la UEFA©UEFA.com

El Comité de Apelación trata los recursos contra las decisiones disciplinarias adoptadas por el Control y Disciplina. O bien confirma, modifica o revoca la decisión impugnada.

El papel del Inspector Ético y Disciplinario de la UEFA puede ser comparado con la de un fiscal. Los inspectores disciplinarios investigan violaciones de los Estatutos, reglamentos y decisiones de la UEFA, y representa a la UEFA en los procedimientos disciplinarios. Pueden abrir investigaciones disciplinarias e interponer recursos y apelaciones cruzadas.

Los miembros de los órganos disciplinarios y los inspectores éticos y disciplinarios son elegidos por el Comité Ejecutivo de la UEFA (de entre los candidatos propuestos por las federaciones miembros de la UEFA) por un período de cuatro años. No pueden pertenecer ni al Comité Ejecutivo de la UEFA, ni ningún otro órgano o comité establecido en los Estatutos de la UEFA.

Los asuntos disciplinarios son administrados por las unidades disciplinarias y de integridad, que son dirigidas por Emilio García en virtud del director de la división de asuntos legales de la UEFA Alasdair Bell.

Todas las últimas actualizaciones relacionadas con las decisiones disciplinarias de la UEFA se pueden ver en el siguiente enlace (en inglés).