Cómo me hice entrenadora

Milena Stevanovska nos cuenta cómo pasó de ser jugadora a dirigir un equipo con la ayuda del Programa de Desarrollo del Fútbol Femenino de la UEFA.

©FFM

La exinternacional de Macedonia, Milena Stevanivska, siempre había soñado con continuar una carrera como entrenadora, pero nunca pensó que sería posible por razones profesionales y financieras.

Sin embargo, una beca obtenida a través del Programa de Desarrollo del Fútbol Femenino de la UEFA le puso en el camino para alcanzar su sueño. "Había estado pensando en comenzar una carrera de entrenadora desde que dejé de jugar al fútbol hace algunos años, pero si no hubiera recibido la beca, no sería entrenadora de la UEFA B ahora mismo", dijo Milena.

El reciente crecimiento del fútbol femenino no se ha reflejado en el número de entrenadoras con licencia UEFA. El Programa de Desarrollo del Fútbol Femenino de la UEFA, que comenzó a principios del pasado año, pretende cambiarlo aumentando el número de entrenadoras cualificadas, así como los clubes y selecciones que son entrenados por mujeres.

La financiación para la beca de entrenadoras para los títulos de la UEFA A y Pro varía porque el coste del título es distinto en cada país. La UEFA también apoya los títulos B y C adaptados a entrenadoras asignando una parte del curso a un instructor técnico de la UEFA o proporcionando financiación para cubrir parte de los costes.

"Reunirse con otras mujeres con el mismo objetivo, compartir experiencias y obtener una idea de la percepción que tienen los hombres con el juego fue increíblemente útil", explicó Stevanovska, que participó en un curso mixto.

El diploma de UEFA B requiere 120 horas de estudio, incluidos análisis de partidos, lectura del juego, fases de desarrollo del jugador, principios de preparación física y principios de 'scouting'.

"Me di cuenta de que ser entrenador en el fútbol es muy diferente de ser jugador. Para entrenar tienes que tener muchos conocimientos, tanto prácticos como teóricos, y dedicación. Ahora tengo mucho más respeto por los entrenadores, y estoy convencida de que tomé la decisión correcta para mi educación en un futuro", dijo Stevanovska.

El apoyo financiero de la UEFA a las entrenadoras en ARY Macedonia está dando sus frutos, y muchas mujeres se apuntan al curso para obtener el diploma B, aumentando significativamente las solicitudes desde que se lanzó el programa de la UEFA.

Los programas de educación para técnicos (los diplomas A, B, C y Pro) están abiertos para mujeres aspirantes en las 55 federaciones miembro de la UEFA.