Cómo se desarrolla el fútbol femenino en Azerbaiyán

El fútbol de chicas está floreciendo cada día más en dicho país gracias a dos proyectos avalados por la UEFA: torneos de 3 contra 3 y una nueva liga femenina sub-13.

Las chicas agradecen la oportunidad de jugar el fútbol en Azerbaiyán
Las chicas agradecen la oportunidad de jugar el fútbol en Azerbaiyán ©AFFA

Con el apoyo del programa HatTrick de la UEFA, la Federación de Fútbol de Azerbaiyán (AFFA) han puesto en marcha dos proyectos para involucrar a las chicas en el fútbol. Ha apostado por mini-torneos y una nueva liga sub-13.

3 por 3, torneo de chicas
La AFFA pensó que con partidos de poco tiempo en pequeños campos incrementaría la participación, y organizó torneos de fútbol base de equipos de tres chicas en 2013 y dos más en 2014, registrando a casi 400 nuevas jugadoras y participando unas 2000.

"Aunque no todas las participantes van a jugar al fútbol profesional, sí se convierten en una parte intrínseca de la familia del fútbol", explicó el secretario general de la AFFA Elkhan Mammadov.

Los equipos jugaron en un campo oficial dividido en nueve mini-campos que aseguraron el mayor número posible de participantes para poder jugar, y los partidos se disputaron entre diez y 12 minutos, dependiendo de la fase de la competición.

La promoción de los eventos empezó hace dos meses (a través de la web de la AFFA, de las redes sociales y de campañas en los colegios) para dar la bienvenida a los nuevos participantes, ya que cada equipo de tres jugadoras incluye al menos una jugadora no registrado.

El torneo de fútbol base fue premiado con el premio de Creatividad e Innovación de la UEFA en los Premios KISS de Marketing dentro de la categoría de Mejor Campaña de Marketing de Fútbol Base en 2014.

Liga femenina sub-13
En 2013, se creó una liga femenina sub-13 en cuatro regiones con 46 equipos y más de 1000 jugadoras registradas, de las que el 35% eran nuevas. "Esta liga no es sólo una oportunidad para que las chicas lleven una vida más saludable, también lo es para que persigan sus sueños futbolísticos", afirmó Mammadov.

La creación de la liga también ayudó a desarrollar la base de los técnicos, ya que incluye a más de 60 entrenadores. Hasta 15 preparadoras consiguieron la licencia UEFA B en 2015 y comenzaron a trabajar en la liga femenina sub-13 durante la temporada siguiente.

Tanto los técnicos como la asociación con las escuelas jugaron un papel importante al momento de mantener el contacto con los padres y promover la liga, mientras que una página web y distintos canales en las redes sociales ayudaron a difundir el mensaje.

Con el aumento de la participación y el descubrimiento de nuevos talentos, el fútbol femenino en Azerbaiyán está floreciendo cada día.