Mensaje antidopaje para los jóvenes

Los jugadores de las ocho selecciones que están participando en el Campeonato de Europa Sub-17 de la UEFA han recibido charlas que les avisan de los riesgos de tomar sustancias prohibidas.

Los doctores Mogens Kretzfeldt y Mike Earl, miembros del Panel Antidopaje de la UEFA, han dado valiosos avisos a todos los jugadores de las ocho selecciones que están disputando el Campeonato de Europa Sub-17 de la UEFA en Liechtensten. Las sesiones, que se vienen llevando a cabo en todos los campeonatos juveniles desde 2005, han jugado un papel fundamental a la hora de mentalizar a los jugadores de los riesgos para su salud y su carrera ante un posible caso de dopaje.

Cada una de las ocho selecciones han recibido una charla de una hora de duración en la que se le han alertado de las repercusiones de ser encontrado culpable a la hora de cometer un delito de dopaje. El mensaje global es que todos los jugadores tienen una responsabilidad individual para asegurarse de que no rompen las reglas del dopaje.

Earl hizo hincapié en que el delito no se comete sólo cuando se detecta la sustancia dopante. La negativa ante una prueba, interferir en un proceso o dar alguna sustancia prohibida a algún compañero también acarreará sanciones que pueden alcanzar los dos años alejado de los terrenos de   juego.

En un DVD explicativo que resalta los procedimientos antidopaje utilizados por la UEFA detalla el creciente número de productos dopantes que se han desarrollado y explica a los jóvenes sus posibles efectos.

En el caso que se les pida proporcionar una muestra, los jugadores tienen instrucciones de permanecer con un acompañante después de un partido o sesión de entrenamiento y recordó que no pueden volver al vestuario. Respecto al año pasado ha habido un cambio en las normas y se ha aumentado la cantidad de orina necesaria, pasando de 75 ml. a 90 ml. Ésta, además, deberá cumplir con un peso específico adecuado para asegurarse de que no está demasiado diluida.

Todos estos procedimientos se han puesto en marcha por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) que periódicamente publica una lista de sustancias prohibidas en el deporte y cuya detección puede resultar objeto de castigo. En caso de una excepción médica, ésta deberá ser aprobada y controlada antes de tomar una sustancia de la lista prohibida.

Los jugadores deberán preguntar consejo al médico del equipo en caso de que tengan cualquier duda sobre la legalidad de un producto y se les recuerda que sólo a ellos serán responsables en caso de que se descubra alguna ilegalidad.

El doctor Kreutzfeldt está interesado en que los jugadores sean conscientes de que no es sólo el uso de una sustancia prohibida lo que podría poner en riesgo su carrera. A los jóvenes se les recuerda que los futbolistas profesionales no pueden tomar libremente medicinas como un jarabe para la tos si no están convencidos de que no contiene ninguna de las sustancias de la lista de la WADA. Además deben ser extremadamente cuidadosos con los complementos alimenticios que tomen. Sea intencional o no su ingesta, el hallazgo de una sustancia prohibida acarreará la misma sanción.