Sigue la lucha contra el dopaje en la 2016/17

La nueva temporada será testigo de la gran labor de la UEFA contra el dopaje, con los jugadores siendo advertidos de nuevo sobre las consecuencias de ser descubiertos por el uso de sustancias prohibidas.

Un control antidopaje de la UEFA
Un control antidopaje de la UEFA ©UEFA.com

La lucha contra el dopaje de la UEFA sigue en la nueva temporada con el ente europeo presionando con un mensaje claro, que los jugadores que tomen sustancias prohibidas tienen riesgo de sufrir castigos muy duros.

Los clubes que participan en la UEFA Champions League, UEFA Europa League y UEFA Youth League se pusieron al día en los requisitos antidopaje de la UEFA en los seminarios celebrados en Mónaco en el mes de agosto.

Ellos escucharon que, tras el éxito en la temporada pasada, la UEFA continúa implementando el Pasaporte Biológico del Atleta (ABP), análisis de esteroides y de sangre en estas competiciones de clubes de la 2016/17.

Además, se les avisó de que la UEFA seguirá coordinando las pruebas de los jugadores que participen en estas competiciones en colaboración con las agencias de antidopaje nacionales (NADOs) que hayan firmado el acuerdo con UEFA.

"El uso de la base de datos WADA ADAMS centraliza la información conseguida, y con la colaboración de las NADOs, asegura que la UEFA tenga una imagen completa de las muestras de dopaje de los jugadores a nivel internacional y nacional", comentó el responsable de la unidad médica y antidopaje de la UEFA, Marc Vouillamoz.

"Con esta información, la UEFA puede hacer un balance con su propio programa de muestras, porque sabe la frecuencia de cuándo, qué jugadores y equipos han pasado un examen en Europa y en el resto del mundo".

Los planes para la 2016/17 es recuperar el exhaustivo programa de muestras de la UEFA EURO 2016, el más grande implementado en una fase final de la EURO. Antes y durante el torneo en Francia, la UEFA cooperó muy de cerca con las NADOs de los países que participaron.

Ahora el objetivo en la nueva temporada es continuar poniendo en marcha un sistema efectivo, disuasivo y un programa de pruebas inteligentes en conjunto con NADOs en toda Europa.

Además, de las 2.242 muestras recogidas dentro del programa de pruebas de la UEFA EURO 2016, no se dieron casos positivos. La UEFA recogió un total de 2.542 pruebas en sus otras competiciones de clubes y de selecciones durante la temporada 2015/16.

En total, tres jugadores fueron sancionados por dopaje por los órganos disciplinarios de la UEFA. En dos casos los jugadores recibieron la inhabilitación de cuatro años y uno de esos casos está ahora pendiente del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), ya que el jugador recurrió la decisión de la UEFA. Otro futbolista fue suspendido durante seis meses. 

De las 2.542 muestras, 1.808 fueron recogidas durante la competición y 734 fuera de la misma. Fueron incluidas 415 muestras de sangre y 802 análisis de EPO, todos ellos resultaron negativos.