Unión contra el amaño de partidos

El grupo de trabajo de la UEFA celebró su última reunión en Oporto y ha insistido en que las prácticas criminales contra el fraude deportivo sean incluidas en la legislación paneuropea.

Deliberations at the working group meeting in Porto
Deliberations at the working group meeting in Porto ©UEFA

El grupo de trabajo de la UEFA contra el amaño de partidos celebró su última reunión en Oporto y ha insistido en su llamamiento para que las prácticas criminales contra el fraude deportivo sean incluidas en la legislación paneuropea.

Los oficiales de integridad de la UEFA se citaron en Portugal con abogados de estado y de la federación nacional de fútbol, con agentes de prevención del crimen, y con expertos del juego y apuestas procedentes de varios países europeos. El objetivo es trabajar en grupo para el desarrollo de un marco y una estrategia para la lucha contra el amaño de partidos.

Los presentes acordaron que era algo esencial para dar a conocer al público la gravedad del amaño de partidos y el hecho de que el crimen organizado está involucrado. La Europol, la agencia policial de la Unión Europea, explicó que vieron conexiones en varios de sus casos sobre investigación del crimen organizado. Todos los participantes coincidieron en que aunque existen proyectos de ley en varios países, todavía hay mucho por hacer para establecer un marco legal comparable en toda Europa.

Se debatieron las actividades de integridad propuestas para la UEFA EURO 2016 de Francia. Esto comprende un programa integral de formación para todas las partes participantes, la implantación de un grupo de trabajo durante el torneo y la monitorización de partidos, incluyendo amistosos antes del campeonato. 

Los participantes escucharon un análisis positivo del sistema de la UEFA de detección de fraude en las apuestas, que supervisa más de 30.000 partidos en Europa cada temporada. El profesor David Forrest de la Universidad de Liverpool dio la bienvenida a la eficiencia del sistema que, según dijo, había demostrado su eficacia en la detección de una serie de situaciones potenciales de amaño de partidos.

La reunión escuchó que 19 países habían firmado hasta ahora la convención del Consejo de Europa contra la manipulación de los resultados deportivos, y que dos más habían ratificado la convención. El grupo de trabajo apoyó la idea de las plataformas nacionales como una forma nueva y prometedora de cooperación e intercambio de información entre las partes interesadas en los países. Al mismo tiempo, el grupo convino que las investigaciones tienen que seguir siendo confidenciales hasta que se completen.