Una EURO sin problemas de integridad

La introducción de un amplio programa de integridad para la UEFA EURO 2016 ha demostrado ser una decisión acertada, ya que no se han detectado problemas de este aspecto en la fase final de Francia.

Los equipos arbitrales recibieron un completo informe sobre integridad en su seminario de preparación en abril
Los equipos arbitrales recibieron un completo informe sobre integridad en su seminario de preparación en abril ©Sportsfile

El programa de integridad de la UEFA en la UEFA EURO 2016 ha sido un éxito rotundo.  

El organismo europeo anunció que no surgieron problemas de integridad en ninguno de los 51 partidos del torneo celebrado en Francia, justificando así la introducción por primera vez de un programa integral de integridad que empezó dos meses antes del evento.

El programa incluyó la formación, monitorización y cooperación con las principales partes interesadas, poniendo especial énfasis en evitar cualquier problema relacionado con el amaño de partidos y las irregularidades en las apuestas.

La unidad de integridad de la UEFA para la EURO empezó en París en abril, cuando los 18 equipos arbitrales elegidos para arbitrar en el torneo tuvieron una presentación sobre el amaño de partidos durante su seminario de preparación. En ella se explicaba a los árbitros y a sus asistentes los fundamentos del problema, incluyendo cómo reaccionar cuando se acerca una persona que amaña partidos, cómo el hecho de usar la 'información privilegiada' puede ser perjudicial y que apostar en la competición estaba prohibido.

Tras ello, las 24 selecciones participantes en el torneo tuvieron una charla similar durante el periodo en el que los combinados nacionales llevaron a cabo los amistosos previos a la EURO. Durante esas sesiones de prevención también se emitió un breve vídeo producido en los 18 idiomas de las selecciones participantes. El vídeo y la presentación se destacaba el hecho de que el amaño de partidos es un delito en Francia y que cualquier actividad sospechosa sería tratada tanto por la UEFA como por las fuerzas de orden locales. 

Como en todos los partidos de competición UEFA, los patrones de las apuestas en la fase final han sido monitorizados por el Sistema de Detección de Fraude en Apuestas de la UEFA. El objetivo era detectar cualquier irregularidad que pueda indicar una manipulación. No se detectaron irregularidades en ninguno de los 51 partidos.

Un grupo de trabajo formado por las principales partes implicadas se estableció para asegurar que la UEFA estaba totalmente preparada para lidiar con cualquier incidente. La policía francesa y el departamento de justicia, la autoridad sobre juego online francesa ARJEL, la Europol, y el socio de monitorización de la UEFA Sportradar y la lotería estatal francesa unieron fuerzas con la UEFA, y se reunieron regularmente durante la EURO para garantizar que se seguían los procedimientos correctos.

Además del programa de formación para todos los jugadores y árbitros, los 6.500 voluntarios que trabajaron en la UEFA EURO 2016 también llevaron a cabo un programa de aprendizaje online que incluía un módulo sobre amaño de partidos.

"Estamos muy satisfechos con el resultado del programa de integridad específicamente lanzado por primera vez en una EURO", declaró el jefe de disciplina e integridad de la UEFA, Emilio García.

"En estrecha cooperación con la policía francesa y con otras importantes partes implicadas, hemos garantizado un torneo de fútbol seguro en términos de apuestas. El análisis llevado a cabo por el grupo de trabajo específico de la UEFA demostró que los partidos de la EURO se han jugado sin ningún tipo de preocupación en lo relativo a su integridad", añadió.