Los riesgos de seguridad plantean preguntas

Más de 300 delegados en la Conferencia de Estadios y Seguridad UEFA/Unión Europea en Bucarest escucharon que los riesgos en la seguridad de los partidos de fútbol son "una realidad presente".

El miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA, František Laurinec, habla en Bucarest
El miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA, František Laurinec, habla en Bucarest ©Mircea Maieru

Los riesgos en la seguridad de los estadios en eventos y las posibles responsabilidades de los organizadores han sido los puntos principales de esta semana en la anual Conferencia de Estadios y Seguridad UEFA/Unión Europea que tuvo lugar en Bucarest, capital de Rumanía.

'Responsabilidad y Riesgos' fue el tema de la reunión, que trajo a más de 300 delegados de la UEFA, la Unión Europea, federaciones nacionales, clubes, fuerzas de la policía y otros colaboradores para debatir sobre el estado actual de la seguridad de los estadios en los partidos europeos.

La conferencia subrayó que la protección y los riesgos en seguridad siguen siendo un reto para la UEFA, las federaciones nacionales, clubes, los dueños de las instalaciones y otros participantes, y puede incluir la construcción de los estadios, la violencia dentro y fuera de los estadios, el uso de pirotecnia o posibles acciones terroristas.

Los riesgos vienen, entre otras causas, por el incumplimiento de las normas de seguridad del estado, instrucciones negligentes de seguridad, insuficiencia de entradas para controlar el estadio o falta de personal.

Hablando en la conferencia, el miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA y vicepresidente del Comité de Seguridad, František Laurinec, enfatizó que los riesgos de seguridad eran "una realidad siempre presente" en los eventos deportivos y que "con los riesgos llegan las responsabilidades".

Laurinec instó a todos los estadios y partes interesadas en la seguridad a actuar en total conformidad con la legislación europea y nacional y las buenas prácticas. "Si fracasamos en ese imperativo, entonces el riesgo de responsabilidad se hace mayor. Por eso es necesario que todos nos comprometamos a abrazar el principio de un enfoque multi-institucional integrado y a seguir los pasos necesarios para demostrarlo en la práctica, no sólo para los partidos de alto perfil, como una cuestión de rutina".

El riesgo de acciones terroristas en los partidos se ha vuelto una prioridad, explicó Laurinec. "Se ha recordado que los eventos futbolísticos son un objetivo. Debemos todos estar juntos para contrarrestar los riesgos del terrorismo. Ninguno de nosotros debe sentirse complacido", comentó.

Laurinec dio la bienvenida a los esfuerzos realizados por la UE para hacer más efectiva la cooperación de los cuerpos de policía en este aspecto. "Esta cooperación tiene una gran importancia en términos de protección y riesgos de seguridad para millones de ciudadanos europeos que van a los partidos o viven en ciudades o pueblos que alberguen eventos deportivos".

Todos los estadios en los que se celebren eventos deportivos de máximo nivel deben seguir las normas de seguridad europeas, continuó Laurinec. "Para asegurarnos de que estas normas se aplican de forma efectiva es crucial para los estadios que se realicen inspecciones por un cuerpo público independiente con especialistas con conocimiento sobre la seguridad en los estadios".

"Debemos dar la bienvenida a estos vigilantes. Los posibles riesgos son algo muy serio. Las vidas de las personas están en juego, y es nuestro trabajo, o responsabilidad, asegurarnos que los aficionados disfrutan de un partido de fútbol de forma segura y respetando el entorno".

"Se nos ha confiado esa posibilidad y debemos actuar en consecuencia. Que todo el mundo tenga claro, independientemente de que sea oficial de policía, personal de seguridad u organizador del evento, que debe mitigar los riesgos previsibles y evitables por la parte responsable".