Informe de Responsabilidad Social

La UEFA EURO 2016 elevó el listón para las operaciones de responsabilidad social de torneo. Además, las federaciones miembro de la UEFA han organizado proyectos por toda Europa gracias a los nuevos pagos del programa HatTrick para incentivar la responsabilidad social.

©UEFA.com

El objetivo del programa de fútbol y responsabilidad social de la UEFA (FSR) es gestionar los impactos ambientales, económicos y sociales del fútbol europeo, y el propio fútbol tiene un papel vital a la hora de manejar el desarrollo social y la creación de beneficios a largo plazo para la sociedad.

Para demostrar su compromiso a la hora de aprovechar el poder del fútbol a partir de los éxitos alcanzados y de la asimilación de las lecciones aprendidas, cada año la UEFA informa sobre los logros hasta la fecha y los de sus miembros y socios, además de los retos enfrentados en campos como la diversidad, la inclusión, el medio ambiente, la salud, la paz y la reconciliación, la solidaridad y el diálogo con los aficionados.

Este último informe, el cuarto en un ciclo de la FSR de cinco años, resume los esfuerzos realizados durante la temporada 2015/16 para integrar la responsabilidad social y la sostenibilidad en los procesos de negocio de la UEFA.

"La UEFA está en un viaje de avance en el fútbol y en la responsabilidad social," dijo Peter Gilliéron, miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA y presidente del Comité de Fair Play y Responsabilidad Social. "La temporada 2015/16 fue muy especial, sobre todo por la EURO 2016, que vio la integración constante de la responsabilidad social y la sostenibilidad en las operaciones del campeonato de la UEFA".

De hecho, el enfoque de la UEFA EURO 2016 hacia la responsabilidad social y la sostenibilidad le valió la certificación ISO 20121 para operaciones de la Organización Internacional de Normalización (ISO).

Otro logro importante fue el establecimiento de los pagos incentivos del proyecto HatTrick para apoyar a las federaciones miembro de la UEFA con el objetivo de desarrollar y mejorar el fútbol y la responsabilidad social a todos los niveles en todos los territorios.

Un total de 2,75 millones de euros, procedentes de los ingresos de la UEFA EURO 2016, se pusieron a disposición de las 55 federaciones miembro en la temporada 2015/16 para hacer al fútbol europeo más socialmente responsable y sostenible.

"Los esfuerzos de la UEFA, EURO 2016 SAS, los patrocinadores FSR de la UEFA, cuerpo técnico, voluntarios, federaciones nacionales, clubes, jugadores y, por supuesto, los aficionados han sido memorables. Necesitamos que todo siga así", comentó Gilliéron.

La motivación de la UEFA para seguir adelante con el progreso en la responsabilidad social y la sostenibilidad está más fuerte que nunca. Entre las claves del éxito se encuentra la participación de la UEFA a largo plazo con un número limitado de ONG’s especializadas, cuyo trabajo ha sido remarcado en el último informe, disponible en inglés, francés y alemán, cubre un periodo entre el 1 de julio de 2015 y el 30 de junio de 2016.