Generando conciencia sobre el daltonismo en la final

El festival de la UEFA Europa League demostró cómo las personas daltónicas ven el fútbol, desde la perspectiva de los jugadores, los entrenadores o los aficionados, para crear conciencia sobre este tema que afecta a la familia del fútbol.

©Getty Images

Ser daltónico puede ser un arma de doble filo en algunas ocasiones, y un partido de fútbol es precisamente una de esas situaciones. Cuando un jugador no puede distinguir entre sus compañeros y los rivales por el color de la camiseta, o un aficionado no puede reconocer fácilmente al equipo al que apoya, se genera una situación que puede derivar en frustración o exclusión.

Uno de cada doce hombres y una de cada 200 mujeres es daltónica, lo que representa una buena parte de la población. Por tanto, es importante que sus necesidades sean tomadas en cuenta, para asegurarse de que el fútbol sea una experiencia de inclusión, para que los jugadores daltónicos puedan alcanzar todo su potencial. La UEFA, las federaciones de fútbol y los clubes tienen una responsabilidad que abarca todas las necesidades.

Antes de la final de la UEFA Europa League, la fan zona neutral de Kungsträdgården en el centro de Estocolmo albergó un partido de fútbol en el que se demostró cómo un daltónico ve un partido. Organizado en colaboración con la Federación Sueca de Fútbol (SvFF), Colour Blind Awareness, el Centro para el Acceso al Fútbol en Europa (CAFE) y la UEFA, la experiencia fue bastante sorprendente.

El primer equipo comenzó el partido con camisetas rojas y el segundo con camisetas verdes brillantes. A mitad del partido, los equipos se quitaron las camisetas para revelar otras de verde oliva que llevaban debajo, demostrando cómo las personas daltónicas a menudo perciben estos dos colores. Mientras que los equipos jugaron, la confusión era bastante clara tanto para los jugadores como para los aficionados, y eso que el rojo y el verde no son los únicos colores que pueden causar problemas.

El seleccionador noruego Lars Lagerbäck, que es daltónico, vio el partido y dijo:

"Ser daltónico no es lo peor que te puede pasar, pero es importante que todo el mundo sepa que tenemos dificultades para distinguir determinados colores, especialmente el rojo y el verde. Las federaciones miembro pueden, por supuesto, ayudar evitando el uso del rojo y el verde en las equipaciones, porque son los dos colores que más les cuesta distinguir a las personas daltónicas".

La primera iniciativa pública será seguida por mucho otros en toda Europa, como la guía sobre el daltonismo que va a sacar inminentemente la Federación Inglesa de Fútbol (FA).

El fútbol está comenzando a darse cuenta de las dificultades que tienen las personas daltónicas, y está tratando de encontrar fórmulas para hacerles más fácil la vida.

Pinche arriba para ver el vídeo.